http://internationalindoor.com/pks-restaurant-bar/mMmXL/ Todo empezó un inocente fin de semana largo en el que me quedaba en Madrid y para variar, el resto del mundo huía.

http://care2prevent.com/2018/03/raise-for-the-roses-2/ – Hazte tinder – dijeron mis compañeros de piso-. No estoy tan desesperada- dije yo.

Pero sí.

Y así fue. Me eligieron las fotos, se rieron (de mí) un rato, y de repente ya estaba allí. Ya era carne de depredador masculino. Ya era carnaza ♥.

Ha pasado un tiempo y como aún no he encontrado a Gabriel Rufián, Pablo Simón o a David Broncano (puede que únicamente sea porque mi filtro de edad no les incluye), y Alberto Garzón definitivamente no está disponible, me toca seguir intentándolo.

Por el camino he visto muchas cosas. http://whiteearthdesign.co.uk/shop/?product_sort=asc MUCHAS COSAS. De todos los tipos.

Y como mis amigas y amigos tienen vida, alguien tiene que malgastar la suya. He venido a contaros toda esta sabiduría que he ido adquiriendo en esta grandiosa app y que iré ampliando a medida que discurra este experimento sociológico. Porque es ya una cantidad ingente de erudición que no puede desperdiciarse. Y además, que para llorar sobre política y patriarcado ya tengo mi twitter. Esto es más serio.

Gracias mundo por crear tinder.

Tinder logo
Este es el logo de la app, por si tienes pareja

Este es el logo de la app, por si tienes pareja

1 Comentario

Deja un comentario que me enamore